Espacio Júpiter

Nace en el año 2010 como puente para ayudar a otros a encontrar su camino, su vocación, en fin, el sentido de su vida. Y en palabras astrológicas, encontrarse con Júpiter. Cuando hablamos de Júpiter en la jerga astrológica en general se lo ve como el “Benefactor”, el que nos trae alegría, abundancia y dirección.

Nosotros lo asociamos   “A la confianza en la Vida Misma” porque es la vida  la que nos va proponiendo el camino. Buscamos comprender que lo que vamos descubriendo de nosotros mismos, es el despertar ante nuestra vocación espiritual. Si escuchamos el llamado y nos abrimos a su comprensión estaremos más cerca del conocimiento del sentido de nuestra existencia en este mundo.

La vida es un Proceso de Sanación y una búsqueda infinita en un estado receptivo. Una eterna búsqueda de herramientas que nos ayudan a encontrarnos y descubrinos en nuestros talentos y en nuestros detrimentos que nos impulsan a seguir profundizando con nosotros mismos.

Nuestro Espacio nos propone acompañarnos a explorar distintas técnicas terapéuticas, lenguajes, que nos dan una percepción de la realidad diferente, cambiando nuestra forma de ver la vida, y ayudándonos a disipar nuestros miedos. Tal vez esta sea la forma para regresar a nuestro hogar, a nosotros mismos, para ser libres y responsables solo de aquello que realmente somos. Viviendo en contacto y armonía con lo más profundo de nuestro ser y con el mundo almado que nos circunda. Porque un mundo sin alma no nos ofrece intimidad, ni pertenencia, ni conexión, y esto tal vez sea lo que más profundamente necesitamos.

Nosotros somos seres de sentido y conexión vincular, y solo podemos crecer y desarrollarnos en un mundo de sentido y conexión.
Una de nuestras guías naturales para entrar en este mundo almado es a través de nuestros sentidos.

Cuando tocamos la sensualidad básica de nuestra naturaleza  inmediatamente rompemos y atravesamos el frío, las rigideces de la racionalidad e ingresamos a la calidez de la encarnación del mundo que nos circunda, y entonces así cuando percibimos la belleza, nuestros corazones vuelven a la vida y nuestra imaginación se despierta.

El mundo está siempre disponible para nosotros. Solo necesitamos despertar nuestra consciencia, nuestra habilidad de observar y percibir el mundo con los ojos del artista para de este modo poder encontrarnos con el universo vivo y fabuloso que nos rodea generosamente

Por esta razón nuestro espacio brinda con seriedad y entrega las diferentes posibilidades de técnicas terapéuticas, lenguajes sagrados arquetípicos como la astrología y el tarot, actividades artísticas, cine para reflexionar juntos, estudios espirituales que nos puedan ir acompañando en este viaje de descubrimiento de nuestro fuego interno, que sin duda alguna llevamos todos dentro.

Virginia Martínez

Terapeuta Junguiana
Astróloga
Y sobre todo una curiosa entusiasta de la vida.

Poema

 

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee, quien no escucha música,
quien no halla encanto en si mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del habito, repitiendo todos los días los mismos senderos,
quien no cambia de rutina,
no se arriesga a vestir un nuevo color
o no conversa con desconocidos.

Muere lentamente quien evita una pasión
Y su remolino de emociones,
Aquellas que rescatan el brillo en los ojos
y los corazones decaídos.

Muere lentamente quien no cambia de vida cuando está insatisfecho con su trabajo o su amor,
Quien no arriesga lo seguro por lo incierto
para ir detrás de un sueño,
quien no se permite al menos una vez en la vida huir de los consejos sensatos…
¡Vive hoy! – ¡Haz hoy!
¡Arriesga hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡No te olvides de ser feliz!

Pablo Neruda