Nuestra Alma se nutre de imágenes metafóricas, si logramos comprender como funcionan en la oquedad de nuestro interior podremos sanar nuestro cuerpo y/o psique enfermos.
Las imágenes de nuestros sueños y de nuestras visualizaciones tienen un significado simbólico, metafórico que nos transforma. Las metáforas son transformadoras en sí mismas.
Elaborar y describir el mundo onírico nos acerca a la realidad de nuestra Alma.

OBJETIVO

La propuesta invita a vivenciarnos, sensibilizarnos y transformarnos a través de las imágenes de nuestros Sueños, tomando consciencia de las regiones desconocidas de nosotros mismos y contactando con la dimensión espiritual de la vida.

PROPUESTA

Las imágenes de los sueños provienen del mundo de lo invisible como un Espejo que nos permite percibir y responder a lo que la psique – Alma – requiere de nosotros, para facilitar o restaurar movimiento en nuestras vidas, y entrar en contacto con nuevos aspectos de nuestro ser.

Los sueños son una fuente de guía, sanación y creatividad más allá de la mente consciente, y representan un puente directo hacia tu vida interior.

Las imágenes de los sueños provienen del mundo del inconsciente como un Espejo que nos permite percibir y responder a lo que la psique – Alma – requiere de nosotros, para facilitar o restaurar movimiento en nuestras vidas, y entrar en contacto con nuevos aspectos de nuestro ser.

Los sueños nunca son literales; pueden ser analógicos, metafóricos o alquímicos. Es por eso que no hay que tomarlos como avisos concretos. La humildad, la curiosidad, la creatividad y la percepción son nuestras mejores guías para decodificar nuestras imágenes.

Con esta propuesta podrás adquirir herramientas para la comprensión de tus sueños y para contactar con tus emociones, y vamos desarrollando la imaginación y la creatividad. Esto te dará una visión más amplia de la vida, de vos mismo y de lo que te rodea.

El trabajo grupal aportará gran riqueza de experiencias al compartir nuestras historias personales, inquietudes, miedos, necesidades y permitirá abordar temáticas colectivas. Compartir sueños con otros es un ritual realmente importante que requiere respeto al abordar el mundo del alma, y es clave el compromiso personal para generar un círculo de confianza y sanación.

PROGRAMA 

Grupo de trabajo anual de frecuencia quincenal.

Palermo: horario a confirmar. Inicia en marzo.
San Isidro: lunes 18:30 a 21 hs. Inicia lunes 13 de marzo.

Finalización: mediados de diciembre

Coordinación: Virginia Martínez (Terapeuta Junguiana, Astróloga y Autora) y Mariana Dai (Astróloga, Terapeuta Onírica y en Ensueño Dirigido, Sanación Energética)

Lugar : Palermo (A 4 cuadras de Av. Cordoba y Scalabrini Ortiz)
San Isidro: Lomas de San Isidro

Informes e inscripción: espaciojupiter@gmail.com o por teléfono al 15-4473-3893.

 

LA IMPORTANCIA DEL MUNDO DE LOS SUEÑOS

En las noches mientras dormimos el alma comienza a entretejer historias de magia, suspenso, colores, sonidos, sensaciones…armando las imágenes vívidas de nuestros SUEÑOS.

Katerina_Plotnikova_3-600x449

Al actor/actriz principal lo llamamos “ el yo onírico”, somos nosotros mismos viviendo la peripecia del sueño.  Nos pasan cosas tan reales y corporales como ser perseguidos por sombras aterrorizantes, mutilados, estados amorosos de sumo erotismo, animales que nos hablan y nos acompañan otros que nos quieren matar, volamos hablamos bajo el agua, aparecen imágenes con cuerpo de hombre y cabeza de animal, atravesamos paredes o dimensiones. Las imágenes del sueño representan la sombra del ego despierto.

 

La sombra no es simplemente lo malo, lo negado, lo reprimido, sino todo aquello que no logramos integrar a la consciencia, aquello que no puedo aceptar como propio, y estos podrían ser aspectos muy positivos y enriquecedores. Por ejemplo podría ser la capacidad de ser desafiante, la creatividad, la libertad, los deseos de amar…  etc. No alcanzaría una página para enumerarlas.

Los sueños a través de su lenguaje metafórico nos permite restablecer el equilibrio psíquico. Mi sombra puede ser vivida por el yo onírico o bien por alguno de los otros integrantes del sueño y tal vez por cualquier componente como animales, objetos, situaciones, lugares , fantasmas, hasta la mismísima noche oscura, o el ambiente del sueño, su clima, sus sonidos, etc.

El inconsciente es un maravilloso universo de fuerzas y energías, formas de inteligencia que no son vistas ni  conocidas.  Es un reino mucho más grande de lo que podemos percibir, y que a su vez tiene una vida propia que circula paralelamente a la vida cotidiana consciente.  El Inconsciente es una fuente secreta de muchos de nuestros pensamientos, sentimientos, comportamientos y sensaciones que se manifiestan a través de nuestros sueños. También debemos decir que no tiene ni espacio ni tiempo. Por eso a veces podemos soñar algo que anticipa una situación futura, o bien con algo del pasado.

Lo inconsciente nos influencia de maneras muy poderosas porque es inesperado, irrumpe sin control. Por esta razón vale la pena conectarse con él para aprender a conocerlo y así poder incluir sus mensajes a nuestra vida consciente. Esta parte oculta de nosotros tiene emociones muy fuertes que quieren expresarse. Por eso la importancia de conectarse con este reino que nos habita y como bien decía Freud y C.G. Jung los Sueños son la “ via regia” para encontrarse con el inconsciente con el reino del Hades.

Tiene dos formas de manifestarse  una es a través de los Sueños y la Imaginación y otra a través de nuestro cuerpo, siendo estos  los dos  canales de comunicación que el alma/psique ha desarrollado para que nuestra consciencia e inconsciente logren hablarse, conocerse y trabajar juntos.  Como la espuma del mar que humedece la orilla trayendo información de las profundidades del océano.

El lenguaje metafórico de las imágenes de nuestros sueños que el alma/psique ha escogido  es el Lenguaje Simbólico.  Si incorporamos este lenguaje  a nuestras vidas seguramente serán mucho más ricas, en vez de estar a  merced del inconsciente o en guerra con él.

Cuando experimentamos conflictos ,impulsos o tensiones que no podemos resolver, y que nos resultan irracionales, primitivas, destructivas , compulsivas, paralizantes, comprendemos entonces que nuestro mundo instintivo inconsciente nos desequilibra la visión de “quien creemos ser” .  Entonces allí nos damos cuenta de que el inconsciente juega un rol importante en nuestras vidas y que es conveniente asumirlo.  Fue así como Freud y Jung comprendieron a través de las patologías de sus pacientes la relevancia que tenía la existencia del inconsciente.

Según C.G.Jung  el inconsciente a través de su lenguaje simbólico era la fuente de toda creatividad del mundo consciente, de lo que llamamos realidad. Jung nos mostró que lo consciente y lo inconsciente de nuestras vidas juegan roles fundantes para el equilibrio del SER.

Por todo lo dicho si tomamos a las Imágenes de nuestros Sueños e intentamos describirlas para traer luz a nuestras vidas , la posibilidad de ser más completos y sentirnos más satisfechos se vuelve una realidad.

Desperdiciar nuestras imágenes es descartar partes de nosotros mismos.

Cuando nos reunimos en grupos, a trabajar con nuestras imágenes afloran maravillas para todos los integrantes que con tanta creatividad y amorosidad se involucran en la descripción empática de las peripecias oníricas de algún participante.  Como bien dijimos como los sueños son simbólicos aunque no estemos elaborando nuestra propia imagen, el símbolo resuena en nosotros igualmente. Todos nos transformamos y desarrollamos en el tiempo una cualidad creativa y sensible con estos encuentros.

Muchas personas dicen “¡ Pero yo no sueño!!”.  TODOS SOÑAMOS TODAS LAS NOCHES!!!

El problema radica en la desconexión con nuestro mundo interno.  La Psique/Alma desea que le demos un lugar relevante en nuestras vidas que no sea racional.  Si no intentamos hacernos amigos de ella, entonces tal vez ella decida no  llevarnos el apunte.

En mi experiencia como terapeuta de sueños, debo decir que los que Desean recordar, RECUERDAN. Y cuando le abrimos la puerta al inconsciente, este cada vez nos envía mas información.

Otros preguntan: “¿ Si no tengo un sueño para contar, para que voy a participar de un grupo de sueños?”.   Justamente para entrar en diálogo con ese lenguaje simbólico, para abrirnos, y conectarnos, con esa dimensión de la realidad que aún no hemos descubierto en nosotros mismos.

Algunos piensan: “¿Porque no hacerlo cada uno en casa con el propio sueño?”.  Porque como bien decíamos más arriba justamente como se trata de una información inconsciente para nosotros mismos es muy probable que no podamos comprenderlas, y la reduzcamos a algo conveniente para nuestro yo consciente. Esto nos ocurre a todos, inclusive a los expertos de sueños. Por eso el trabajo grupal es tan enriquecedor, porque cada uno de sus integrantes son espejos de nosotros mismos.

Ahondar en el ALMA es un camino infinito de creatividad que nos ayuda a despertar nuestra Imaginación. Y una maravillosa manera de hacerlo es concectándonos con nuestros Sueños que están a nuestro alcance cada día de nuestras vidas.

Virginia Martínez